Primer día en el gym qué ejercicios hacer

Si ya te encuentras encaminado hacia tu primer día en el gimnasio, es probable que estés acertado. El entrenamiento es una excelente opción a la hora de buscar claves para mejorar nuestra calidad de vida. Sin duda, el entrenamiento sostenido, paulatino y bien realizado podrá tener un impacto extremadamente positivo en nuestra vida.

Pero no podemos comenzar nuestro primer día intensamente como los profesionales. Menos aun si nuestro estado físico actual se encuentra en recuperación o lejos de un estado saludable.

En este sentido, con asistencia profesional seguramente, podremos pensar qué ejercicios son los mejores para hacer en nuestro primer día de gimnasio. Estos, además, marcarán el tipo de rutina de ejercicios a realizar a nivel general.

¿Qué ejercicios hacer en tu primer día de gimnasio?

Ya en tu primer día de gimnasio, los ejercicios irán orientados al objetivo que pretendes cumplir.  Por supuesto, el primer día no será de la intensidad que se necesite para lograr un ritmo adecuado, pero sí los ejercicios localizados nos irán enseñando como trabaja nuestro cuerpo. La rutina misma se define desde el primer día.

En un gimnasio siempre vas a encontrar un referente que te asista y que comience a moldear tu rutina. Es muy importante saber y ser claro con nuestro objetivo. Esto se traducirá en la gimnasia y los movimientos a realizar.

Los ejercicios que nunca faltarán en un primer día de entrenamiento son los ejercicios de calentamiento de músculos y todos los movimientos que estiran y permiten ir ganando elasticidad. En base a este calentamiento se desarrollarán las actividades posteriores.

¡No te exijas en el primer día en el gym!

 

En situaciones donde la llegada al gimnasio y al entrenamiento surge después de mucho tiempo de sedentarismo, es muy importante no exigirse inmediatamente. El cuerpo y muchos de tus órganos no están preparados para la actividad intensa. Realiza solo los ejercicios de calentamiento, ya habrá oportunidad para dar más ruedo a la rutina. ¡No te desesperes! ¡Ya vas por buen camino!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *